Seguidores

lunes, 5 de octubre de 2009

El parche anticonceptivo

El parche es un metodo anticonceptivo hormonal. Su efectividad es del 99.4% (lo que significa que de 500 personas que utilicen este método para cuidarse de un embarazo no deseado durante un año, solo 3 quedarán embarazadas).
No es muy difundido en Argentina, principalmente por desconfianza por parte de las usuarias a que "se despegue" y por verguenza a que se vea. Se vende en farmacias por el nombre comercial: EVRA

DEBE RECORDARSE QUE NO PROTEGE DE LAS ITS (INFECCIONES DE TRANSMICION SEXUAL).

*SIEMPRE SE DEBE UTILIZAR PRESERVATIVO*


¿Cómo funciona el parche anticonceptivo? El Parche Anticonceptivo funciona liberando pequeñas dosis de hormonas que se absorben a través de la piel y que llegan a la sangre de manera continua y constante durante 7 días. Solo tenes que colocar el parchecorrectamente sobre tu piel y cambiarlo una vez por semana; luego de utilizar tres parches se deja una semana "de descanso" (sin parche), lo que significa que solo utilizas 3 parches por mes.

¿Que hace? Cuando lo usas, el parche libera un flujo continuo de hormonas a través de la piel y hacia la sangre durante siete días: contiene las mismas hormonas encontradas en la píldora progestina y estrógeno. Al igual que la píldora, trabaja de varias maneras para prevenir el embarazo.

  • Previene la ovulación. Esto significa que el óvulo no es liberado por los ovarios para su fertilización, por lo que es fácil prevenir el embarazo.

  • También hace más denso el mucus cervical para que el esperma tenga menos posibilidades de alcanzar el útero.


¿Cómo se usa el Parche Anticonceptivo? El Parche Anticonceptivo mantiene sus características de adhesividad, aún en climas húmedos y cálidos, y te permite hacer todas tus actividades. Su adhesión es consistente y no se ve afectada por el calor, humedad o el ejercicio (tomar un baño, nadar en piscinas o en el mar, uso de sauna, jacuzzi, caminadoras o combinación de actividades aeróbicas).

Para aplicar el Parche Anticonceptivo se debe seguir el instructivo de uso que viene dentro del empaque y colocarlo/retirarlo es cuestión de segundos.

  • Para colocarlo: Escoge una de estas cuatro partes de tu cuerpo para usar el parche: los glúteos, el abdomen, la espalda y la parte exterior y superior de los brazos. Puedes usarlo en un lugar diferente cada semana.
  • Para cambiarlo: Cuando remuevas un parche usado, levanta una esquina del mismo y descubre rápidamente. Si queda un pequeño anillo adhesivo sobre tu piel, remuévelo frotando un poco de aceite de bebé sobre el área. El parche usado todavía contiene un poco de medicina - descártalo doblándolo cuidadosamente para que se pegue sobre sí mismo.

¿Es importante cuál parche utilizo de la caja? No. Cada parche libera la misma cantidad de medicamento todas las semanas. Por lo tanto, los parches pueden usarse en cualquier orden. Sin embargo, los parches nuevos deben ser aplicado el mismo día de la semana durante tres semanas consecutivas. La cuarta semana se considera "libre de parche". Esta semana sin parche es similar a la semana del placebo o la cuarta semana en las píldoras anticonceptivas, donde se toma píldoras inactivas o no se toma píldora.


¿Quién NO debe usar el parche? Algunas mujeres no deben usar el parche anticonceptivo, Por ejemplo, no debe usarlo si estás embarazada o piensas que puedes estar embarazada. Tampoco se puede utilizarlo si tienes unas de las siguientes condiciones:

  • Un historial médico de ataques cardíacos o derrame cerebral
  • Coágulos sanguíneos en las piernas (tromboflebitis), pulmones (embolia pulmonar) o en los ojos
  • Un historial de coágulos de sangre en las venas interiores de las piernas
  • Dolor en el pecho (angina pectoral)
  • Un diagnóstico o sospecha de cáncer del seno o cáncer en las membranas y/o el cuello del útero, o cáncer vaginal
  • Sangrado vaginal sin motivo aparente, hasta que el profesional a cargo de tu salud haga el diagnóstico correspondiente
  • Hepatitis o manchas amarillas en la parte blanca de los ojos o la piel (ictericia), durante el embarazo o durante un uso previo de anticonceptivos hormonales.
  • Tumor en el hígado (benigno o canceroso)
  • Conocimiento o sospecha de embarazo
  • Hipertensión sanguínea crónica
  • Diabetes con complicaciones de los riñones, ojos, los nervios o los vasos sanguíneos
  • Dolores de cabeza con síntomas neurológicos
  • Uso de anticonceptivos orales, pastillas anticonceptivas
  • Enfermedad en las válvulas del corazón con complicaciones
  • Necesidad de un período prolongado de descanso en cama después de un procedimiento quirúrgico importante
  • Una reacción alérgica a alguno de los componentes del parche.

Para elegir el mejor método para vos:
Consulta a tu ginecologo/a!

1 comentario:

Andrea dijo...

Soy la Dra. Andrea, y en verdad es un método altamente aceptado por mis pacientes, con el cual se identifican mucho, es un método que resulta cómodo por no tener que utilizarse diario, lo que crea un mayor apego al tratamiento con menos olvidos, brinda beneficios extras a la piel y al peso, regula el ciclo menstrual, tiene menos efectos secundarios y disminuye los síntomas premenstruale físicos y emocionales. Las mujeres que decidan usarlo deben consultar primero a su médico para que determine si es el correcto.